Noticias Universidad de Cantabria

Skip Navigation LinksNoticias de la Universidad de Cantabria > La psicóloga Aurora Rozadilla asegura que “el realojo permite que una familia refugiada se integre en la nueva sociedad”

26 JULIO 2017
cursos de verano

La psicóloga Aurora Rozadilla asegura que “el realojo permite que una familia refugiada se integre en la nueva sociedad”

El monográfico sobre la atención sanitaria a esta población ha abordado el aspecto psicológico de las personas que se ven obligadas a desplazarse

El curso 'Formación y sensibilización para la atención a la población refugiada', que se desarrolla en la sede de Laredo, ha contado con la participación de Aurora Rozadilla, enfermera y psicóloga del Servicio Gallego de Salud. La experta habló, durante el seminario, de "cómo influyen las situaciones críticas en las personas, a nivel psicológico, y cómo influyen durante toda su vida". La psicóloga, que ya ha trabajado en escenarios de desastres naturales, unió el tema con "lo que supone una situación de desastre unido a desplazamientos masivos humanos". "Eso se traduce en un desmoronamiento de la vida de la persona, que sufre las consecuencias de una situación crítica, pero se convierte en algo crónico", dijo.

Rozadilla expuso durante el monográfico las tres fases por las que pasa un refugiado. Primero, por una "situación de asilo", después, "la de reunificación familiar" y, finalmente, "la de realojo". "El realojo, si se hace bien, puede permitir que una familia o un grupo, pueda integrarse, con el tiempo, en la nueva sociedad en la que van a vivir", insistió.

Sobre este asunto, la psicóloga recalcó que "lo que no permite a estas personas rehacer su vida es vivir en un campo de refugiados". Y es que, para Rozadilla "un campo de refugiados no es nada parecido con estabilizar una vida de forma normal. No es nunca la normalidad y, lamentablemente, hay refugiados que se pasan toda su vida peregrinando de un campo a otro".  Aseguró que "los grandes campos de refugiados de Darfur o los de Sudán, comenzaron como una situación transitoria para salir al paso de una necesidad pero se convirtieron en una trampa porque se han hecho mega ciudades que es lo más anormal a una vida normal".

"En las personas refugiadas, la situación de cronicidad es muy grande ya que, ahora mismo, el sistema internacional no permite que ellos puedan ser partícipes de la solución de su problema", explicó. La psicóloga recalcó que la población refugiada "depende de un sistema muy grande que les mantiene atrapados en una situación complicada".

Durante el curso, la experta dejó claro que, "una vez se han integrado en la sociedad, esas personas refugiadas sí tienen acceso a una atención psicológica pero no debemos olvidar que estamos hablando de una cantidad ínfima de refugiados". "Necesitan esa atención psicológica pero si no los integramos en nuestra sociedad se quedan sin ella", aseguró.

Por otra parte, la enfermera también habló de la situación de las mujeres que se enfrentan al problema añadido de la violencia de género. "Las mujeres, lo queramos o no, somos un grupo vulnerable de la sociedad, junto a niños, ancianos y personas con discapacidad", dijo.

También añadió que "en muchos países el valor de una mujer no es el mismo que se otorga a los hombres y, en el caso de las refugiadas, arrastran esa circunstancia del país de origen" y se encuentran con el problema añadido de "estar en tierra de nadie, donde su vida aún vale menos". Eso implica que el riesgo sea mayor ya que "en una desestructura como es un tránsito por países o por campos de refugiados, todo se complica".

Recordó que "la violencia a la mujer está presente en prácticamente todos los campos de refugiados donde hay un altísimo riesgo para las mujeres que están totalmente desprotegidas".

Servicio de Comunicación
Difusión de actividades, imagen corporativa…
comunicacion@unican.es
Tel. 942 20 10 62 – 20 10 12