Noticias Universidad de Cantabria

Skip Navigation LinksNoticias de la Universidad de Cantabria > El nutricionista Javier Aranceta asegura que “hay que comer lo que comían nuestras abuelas”

11 JULIO 2017
cursos de verano

El nutricionista Javier Aranceta asegura que “hay que comer lo que comían nuestras abuelas”

Laredo acoge un curso sobre ‘Alimentación y nutrición en los distintos ciclos vitales’

Un curso dirigido a profesionales y a alumnos que estudien Ciencias de la Salud y que, como destacó uno de sus directores, el profesor de Nutrición alimentaria de la Universidad de Navarra, Javier Aranceta, "pretende poner al día distintos temas como la alimentación en ciclos evolutivos". En él se trató la alimentación en los ciclos evolutivos: la alimentación antes de la concepción, cómo prepararse para tener un niño o niña más feliz, también la alimentación durante el embarazo o la alimentación en el trabajo y durante la tercera edad.

Javier Aranceta destacó que lo que se ha querido remarcar es "la importancia de nuestra dieta tradicional, la dieta mediterránea" y otros factores que son importantes como "la necesidad de destinar más tiempo a cocinar o a hacer la compra" porque "al final hablamos de más tiempo destinado a comer mejor y menos tiempo dedicado a la consulta del ambulatorio".

"Lo que está claro es que lo que tiene interés es lo que comían nuestras abuelas, un poco matizado porque nosotros deberíamos comer más fruta y verdura", aseguró Aranceta que también es presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). "Hay que cambiar la filosofía de comprar, ir más al mercado, a la pescadería", insistió.

María del Carmen Pérez-Rodrigo, presidenta de SENC, que dirige el seminario junto a Aranceta, habló del concepto de sostenibilidad. A este respecto dijo que "no podemos hablar de alimentación saludable sino hablamos además de una alimentación sostenible, solidaria con nosotros mismos y con la gente de nuestro entorno". Recordó que "mantener la estacionalidad de los productos que consumimos nos ayudará a cuidarnos mejor y a cuidar mejor nuestro entorno, a mantener puestos de trabajo".


Una de las claves que se desveló en el monográfico fue la importancia de la planificación a la hora de comprar. "Si hacemos una compra planificada y tratamos de consensuar qué vamos a comprar entre toda la familia, no es tanto tiempo de más el que vamos a necesitar y además es una manera de compartir tiempo con nuestra propia familia", dijo María del Carmen.

La profesora recordó que "hemos perdido calidad de convivencia en torno al alimento y eso realmente influye y se refleja en los hábitos alimentarios", y continuó con otra reflexión: "La comida tradicional basada en los productos de temporada llevaba a una comida racional". Para Pérez-Rodríguez es clave sentarse en la mesa a disfrutar de la comida y evitar las prisas y las tareas paralelas mientras nos alimentamos, como puede ser ver la televisión o utilizar el teléfono móvil. "En muchas casas ya sólo se come en familia uno de los dos días del fin de semana, mientras que antes se compartía mesa todos los días", dijo. 

El monográfico también abordó temas un tanto controvertidos como los suplementos alimentarios o las sustancias que hay en los alimentos que no son nutrientes pero a los que se atribuyen, de manera habitual, beneficios para la salud o la belleza, como pueden ser los polifenoles o los taninos. 

Servicio de Comunicación
Difusión de actividades, imagen corporativa…
comunicacion@unican.es
Tel. 942 20 10 62 – 20 10 12