La UC celebró sus 40 años

Joaquín González Echegaray recibió la distinción académica de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cantabria en el marco del 40 aniversario de la institución.

"La Universidad de Cantabria se honra en la aceptación de este doctorado Honoris Causa y poder contarte así entre sus Doctores, uniendo tu persona a otros eminentes Doctores Honoris Causa nacidos también en esta tierra y a otros más que demuestran la proyección universal de nuestra institución": con estas palabras el rector de la Universidad de Cantabria, José Carlos Gómez Sal, daba la bienvenida al Claustro de Doctores de la Universidad de Cantabria al historiador y humanista cántabro Joaquín González Echegaray.

La Facultad de Filosofía y Letras y el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas propusieron la concesión de esta máxima distinción académica al que está considerado referencia mundial en Arqueología. La propuesta contó con el apoyo de los dos Departamentos de la citada Facultad – Ciencias Históricas e Historia Moderna y Contemporánea- y la Real Sociedad Menéndez Pelayo. Todo ello condujo al acuerdo de concesión, cuya lectura a cargo del secretario general de la UC, José Ignacio Solar Cayón, abrió ayer una solemne ceremonia académica que se desarrolló en el Paraninfo de la Universidad y que contó con la presencia de autoridades, locales y académicas.

Asistieron el presidente del Parlamento de Cantabria, José Antonio Cagigas; el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna y el alcalde de Laredo, Ángel Vega Madrazo; el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz; o el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Serna. Así mismo acudieron el  director general de Política Universitaria del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, Jorge Sainz González, y los rectores de las Universidades de Oviedo, Vicente  Gotor y Valladolid, Marcos Sacristán.

Joaquín González Echegaray, Doctor Honoris Causa

Foto: J.M. del Campo


González Echegaray accedió al salón de actos del Paraninfo acompañado del padrino del candidato, profesor José Luis Ramírez Sádaba; el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Jesús Solórzano; el director del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, Manuel González Morales y el secretario general de la UC, Solar Cayón.

El profesor Ramírez Sádaba fue el encargado de pronunciar la Laudatio del Doctorando con un recorrido por una vida y obra marcada por dos vocaciones: la religiosa -Echegaray recibe la ordenación sacerdotal en 1954- y la de historiador. Todo ello -señaló Ramírez Sádaba- desarrolla un perfil humano que produjo sorprendentes resultados".

Resaltó entre sus muchas investigaciones y obras, su conocimiento profundo de la geografía y la historia de Cantabria, de su riqueza y potencial arqueológico –habiendo sido parte muy activa en muchas de las excavaciones llevadas a cabo en yacimientos-, su Prehistoria, la Historia del Cristianismo o los estudios bíblicos. Terminó enumerando los importantes cargos desempeñados por el prestigioso investigador y las distinciones  concedidas a las que  ahora se viene a sumar la de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cantabria

En reconocimiento de sus relevantes méritos
El rector Gómez Sal "en reconocimiento de  vuestros relevantes méritos" impuso a Joaquín González Echegaray el birrete laureado.  El libro de la ciencia y sabiduría, el anillo y los guantes blancos, todo ello atributos del nombramiento y distinción.

Tras este simbólico acto el profesor González Morales dio lectura al discurso del nuevo doctor que bajo el título "Santander y Augusto", estableció la vinculación existente entre la ciudad de Santander y el creador de ese largo y fecundo periodo histórico de prosperidad conocido universalmente como Pax Romana, César Augusto, haciendo un llamamiento a la ciudad de Santander para la instalación de una estatua del que fuera considerado primer emperador romano.

Joaquín González Echegaray, Doctor Honoris Causa

Foto: J.M. del Campo


Tras esta intervención, con la mano sobre la Constitución y a requerimiento del rector, prestó juramento en defensa de la Universidad de Cantabria: "así lo juro, así lo prometo, así lo aseguro, así lo quiero". Tras ello el rector tomó la palabra para, en su discurso, dar la bienvenida al nuevo doctor, "no son las instituciones las que honran a las personas entregándoles esta distinción, sino las personas las que dignifican a las Universidades perteneciendo a su Claustro. Debemos, por tanto, sentirnos profundamente agradecidos por unir tu nombre a nuestra Universidad". Finalmente el nuevo Doctor firmó en el Libro de Oro de la UC.


40 años

El acto académico incluyó la celebración del 40 aniversario de la creación de la Universidad de Cantabria, cuyos antecedentes fueron expuestos por el profesor Fidel Gómez Ochoa "todo un ejercicio de rememoración- señaló- y un vistazo al pasado  que nos hace ver que la Universidad de hoy y la que fue en su arranque se parecen muy poco", dijo.

Explicó los orígenes, los antecedentes que posibilitaron la creación de, en un principio la Universidad de Santander (1972) y, posteriormente universidad de Cantabria, orígenes que se remontan a un incipiente actividad universitaria estival, a principio del siglo XX y la formulación de las primeras propuestas de creación de Facultades Universitarias a iniciativa de insignes personajes de la región como el biólogo Augusto González de Linares, el escritor Víctor de la Serna, el neurólogo Wenceslao López-Albo o el prestigio de instituciones como la Biblioteca Menéndez Pelayo o la Casa de Salud Valdecilla. De los que fueron  los primeros centros: Caminos, Ciencias, Medicina o la integración de añejas escuelas como la de Magisterio, Comercio, Industriales o, en Torrelavega, la Escuela de Minas.

Tras la intervención de Gómez Ochoa se proyectó el documental 40 años de la Universidad de Cantabria en el que el hilo conductor fueron las intervenciones de todos los rectores que ha tenido a lo largo de este tiempo la UC, todos ellos –a excepción de los fallecidos Guillermo Gómez Láa y Juan Jordá- presentes en el Paraninfo: José Miguel Ortiz Melón, Francisco González de Posada, José María Ureña, Jaime Vinuesa, Federico Gutiérrez-Solana y el rector José Carlos Gómez Sal.

40 años de la UC

Foto: J.M. del Campo


Este último tomó la palabra para pronunciar el discurso con el que finalizó la ceremonia académica, resaltando en sus palabras el homenaje a quienes "desde el momento inicial abrieron Caminos, alinearon al hospital como Universitario y se abrieron a los nuevos conocimientos científicos con la Facultad de Físicas. Ya desde esos momentos se percibían anhelos de modernidad", dijo el rector rememorando unos tiempos en "los que teníamos  como horizonte poner a Cantabria y su Universidad en el mapa científico". Señaló las perspectivas que Europa pretende para su objetivo 2020 y afirmó que "la universidad no está entre las prioridades políticas reales del país y no existe una presión firme de la sociedad sobre esta decisión política".

No quiso acabar sin señalar un sueño y apuesta de futuro, "por una Universidad donde hayamos ganado la confianza de la sociedad y nuestros gobernantes, donde se reconozca el valor de  la inversión en conocimiento y sea demostrable en capital humano y en desarrollo. Soñamos con un sistema de educación superior pública estable, con un sistema de financiación integrado, por una Universidad ejemplar en la formación, efectiva y eficiente y de máxima calidad. Y soñamos, en suma, con una universidad de la máxima calidad, referente por  el valor de sus profesores y por la formación de sus estudiantes, motor del progreso para nuestro entorno socio-económico y consciente de su responsabilidad como servicio público e instrumento de cohesión social de nuestra sociedad", para terminar  invitando a todos " a compartir estos sueños y lograr entre todos que sean una realidad".



Noticias relacionadas

 



Servicio de Comunicación
Difusión de actividades, imagen corporativa…
comunicacion@unican.es
Tel. 942 20 10 62 – 20 10 12