Noticias Universidad de Cantabria

Skip Navigation LinksNoticias de la Universidad de Cantabria > "Universidad y sociedad: crítica sí, difamación no", por Ángel Pazos

02 SEPTIEMBRE 2018
 

"Universidad y sociedad: crítica sí, difamación no", por Ángel Pazos

Tribuna publicada en El Diario Montañés. 02/09/2018

El mes de septiembre marca el reinicio de las actividades académicas en el mundo universitario. En el caso de la Universidad de Cantabria, miles de estudiantes volverán a las aulas, bibliotecas y laboratorios para iniciar o continuar sus estudios de grado y posgrado. Es, pues, un buen momento, para meditar sobre el papel que debe jugar una universidad pública moderna dentro de la sociedad. Además, el curso pasado ha estado marcado en nuestro país por una serie de hechos que han puesto frecuentemente a la universidad en el punto de mira. Las presuntas irregularidades en la obtención de títulos académicos por parte de algunos responsables políticos y su posterior instrumentalización, han extendido una sombra de duda sobre la seriedad y la honestidad del mundo universitario español y, muy en especial, de la universidad pública. Es oportuno, por tanto, hacer alguna reflexión sobre el papel y la posición de la Universidad en la sociedad actual. 

Una primera consideración a tener en cuenta es que la universidad española debe acostumbrarse a la crítica, huyendo de un “cierre de filas” indiscriminado que pudiera ser interpretado como reacción corporativa; y debe esforzarse en ser implacable cuando se detecte que algo se ha hecho mal. Con absoluto respeto a la presunción de inocencia, no puede haber el menor atisbo de debilidad ni de condescendencia con los comportamientos inadecuados o, más aun, contrarios a la ley. Solo desde esta postura de autocrítica, abierta y sincera, los universitarios podemos a la vez reclamar el respeto para todo aquello que la universidad hace bien en su día a día.

En cuanto al cuestionamiento específico de la universidad pública, es siempre mejor buscar referencias objetivas que valoraciones subjetivas gratuitas: el ranking de universidades españolas elaborado anualmente por la Fundación BBVA-IVIE indica que en 2017, de las diez mejores universidades españolas, nueve eran públicas, entre ellas la de Cantabria.

Asumiendo las limitaciones y debilidades de la universidad española, no debemos olvidar ni minusvalorar la labor que está desarrollando en cumplimiento de sus tres labores fundamentales, la formación, la investigación y  la transferencia de conocimiento a la sociedad.  Centrándome en el tercer aspecto, es necesario subrayar que las universidades son el elemento fundamental de creación de conocimiento;  ese conocimiento tiene que llegar a toda la sociedad,  acercando el progreso y la mejora de la calidad de vida a todos los ciudadanos.

En este sentido, la Universidad de Cantabria lleva a cabo una extensa labor de  transferencia, a través de la colaboración con empresas del sector privado, pero también con Ayuntamientos, Consejerías y otras instituciones públicas. Nos esforzamos en hacer llegar a toda la sociedad los avances científicos, tecnológicos y sociales, intentado aportar soluciones a los diversos problemas que nuestro entorno se plantea.

Asumimos totalmente que lanzarse a la arena de los problemas del día a día significa estar dispuestos a recibir críticas de todo tipo a nuestras propuestas y opiniones. Así debe ser. En tanto se entienda que una cosa es la solución técnica y otra es la posterior traslación de esa solución al escenario real, la crítica es sana, necesaria y bienvenida. Ello no debe frenar nuestra voluntad de seguir participando en todo aquello que la sociedad nos demande; lo contrario, la inacción, sería dejar de cumplir un deber social y fracasar en la defensa de la responsabilidad social.

Sólo debe haber un límite a esa sana labor de crítica y debate. Cuando se pasa desde la crítica técnica de los proyectos, propuestas y soluciones, a la difamación y a la insidia. Desde la universidad vemos con preocupación y tristeza hechos como los ocurridos esta semana, en la que se ha traspasado por parte de una formación política esta línea. Más allá de consideraciones técnicas, se ha insinuado ante los medios de comunicación que un grupo de investigación de la UC ha actuado de forma gravemente irregular en el desarrollo de un proyecto público con el objetivo de favorecer intereses distintos a los de la sociedad. Educamos a nuestros alumnos en el sentido crítico, pero también en la tolerancia y por ello exigimos respeto y rigor a quienes, ejerciendo su derecho de libertad de expresión, atentan de forma gratuita contra la honradez de nuestros investigadores y, por extensión, a la de la propia universidad.

Como Rector de la Universidad de Cantabria, soy absolutamente consciente de la necesidad de mejorar día a día para servir mejor a todos los ciudadanos. La crítica razonada es fundamental para avanzar en ese propósito. A la vez, me siento orgulloso de dirigir una institución formada por personas  que, con las lógicas limitaciones, han dado y dan cada día muestras sobradas de calidad y buena disposición,  contribuyendo eficazmente a la formación de las nuevas generaciones. Ese es el camino a seguir y para él pido, respetuosamente, la colaboración de toda la sociedad cántabra.

Ángel Pazos Carro
Rector de la Universidad de Cantabria



Servicio de Comunicación
Difusión de actividades, imagen corporativa…
comunicacion@unican.es
Tel. 942 20 10 62 – 20 10 12