Noticias Universidad de Cantabria

Skip Navigation LinksNoticias de la Universidad de Cantabria > "La Garma", II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq

08 OCTUBRE 2021
Premios y reconocimientos

"La Garma", II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq

El proyecto del yacimiento está liderado, desde hace 25 años, por el catedrático de la UC, Pablo Arias y por Roberto Ontañón, director del MUPAC. Investigadores ambos del IIIPC.

El proyecto del yacimiento de La Garma denominado 'La Montaña del tiempo. Exploración de un campamento paleolítico en La Garma', del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), ha resultado ganador del II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq, dotado con 80.000 euros.

A juicio del jurado del premio, que ha tomado la decisión por unanimidad, se trata de un proyecto excepcional, con una metodología innovadora y con un potencial arqueológico extraordinario, por lo que han premiado al equipo que dirigen el catedrático de la Universidad de Cantabria, Pablo Arias, y Roberto Ontañón, director del Museo de Prehistoria de Cantabria (MUPAC), investigadores ambos del IIIPC.

Según la Fundación, el yacimiento de la Garma, situado entre Omoño, en el municipio de Ribamontán al Monte, y Carriazo, en el de Ribamontán al Mar, es "único en el mundo" y constituye una "verdadera cápsula del tiempo", donde este se detuvo hace 16.500 años, gracias a un desprendimiento en la entrada original que transformó la cueva en una burbuja, lo que ha permitido conservar los vestigios de un asentamiento paleolítico.

Se trata de una colina en la que se han identificado 13 yacimientos arqueológicos que documentan la presencia humana en Cantabria desde el Paleolítico inferior hasta la Edad Media, es decir a lo largo de 400.000 años. La galería inferior contiene uno de los mayores conjuntos de arte rupestre. Recientemente se han encontrado huellas dactilares humanas y de pies de niños.

El yacimiento ofrece sobre todo posibilidades inéditas al estudio de las viviendas y los espacios rituales de los cazadores del último periodo glacial. El proyecto La Garma resulta "pionero" en la aplicación de las nuevas técnicas para la investigación del pasado, con especial énfasis en los métodos no invasivos.

La Garma es una "ventana abierta" a la vida cotidiana en la época magdaleniense. El yacimiento es único por su tamaño, cercano a los 800 m2 donde han aparecido ya 76.000 restos. Los investigadores han trasladado literalmente el laboratorio a la cueva con el objetivo de analizar en detalle el pueblo paleolítico, localizar espacios rituales, reconstruir los procesos técnicos y las relaciones sociales.

Convocado por la Fundación Palarq, el galardón nació en 2018 con la finalidad de reconocer la excelencia y originalidad de proyectos arqueológicos y paleontológicos dirigidos por equipos de investigación españoles.

El certamen tiene un carácter bienal y es el primer premio de estas características concedido por una fundación privada dedicado exclusivamente a estas disciplinas.

25 años de investigación

El yacimiento de La Garma, en Omoño (Ribamontán al Monte, Cantabria), es una de esas "burbujas", gracias a que sus suelos plagados de restos prehistóricos –huesos, sílex, carbones, lapas, objetos artísticos…- quedaron taponados por un derrumbe y no fueron encontrados hasta 1995. "Fue un descubrimiento que causó mucha sensación", según recordaba Pablo Arias, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, investigador del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) y responsable del proyecto junto a Roberto Ontañón, con motivo del 25 aniversario de los trabajos en el yacimiento.

"A principios de los 90, un señor de Omoño llamado José Luis Novoa y su perro Fox localizaron el agujero y un yacimiento del Mesolítico en la zona que se conoce como La Garma A", indica Arias. Tras protegerla, en 1995 Ontañón y Arias empezaron a explorar y junto a un equipo de espeleólogos y bajando las dos simas que separan el acceso de la Galería Inferior, el 2 de noviembre localizaron los suelos magdalenienses.

En este cuarto de siglo, los científicos han realizado un esfuerzo especial por estudiar esos hábitats prehistóricos sin alterarlos, "conservándolos para las futuras generaciones". "Es un conjunto muy frágil, un espacio totalmente aislado de la contaminación, las bacterias, los contrastes térmicos… que podría sufrir mucho deterioro si se excavara de forma convencional", explicaba el investigador de la UC con motivo del 25 aniversario del yacimientos. Por ello, el trabajo en el yacimiento ha sido muy lento, optando por documentar los objetos "in situ" y llevar en lo posible el laboratorio a la cueva.

El catedrático destaca que "el tiempo ha confirmado la importancia de este yacimiento", que forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO y "no ha parado de darnos sorpresas". 

Ahora, suma un nuevo reconocimiento, con este II Premio Nacional de la Fundación Palarq cuyo acto de entrega tendrá lugar el 24 de noviembre, en el Museo Arqueológico Nacional, y contará con la presencia del Ministro de Cultura, Miquel Iceta.

 
Vídeo con motivo del 25 aniversario del yacimiento.


Noticias relacionadas:

  • Investigadores IIIPC descubren en la cueva de La Garma huellas de niños del Paleolítico muy bien conservadas (enlace)
  • Hallado en La Garma un bifaz que amplía la información sobre los primeros pobladores de la región cantábrica (enlace)



Noticias relacionadas

 



Servicio de Comunicación
Difusión de actividades, imagen corporativa…
comunicacion@unican.es
Tel. 942 20 10 62 – 20 10 12