Search

Searching. Please wait…

Viaductos de San Felipe y Las Tinajas en zonas de alto riesgo sísmico (ruta 60, Chile)

Abstract: Los viaductos de Las Tinajas y San Felipe son las dos estructuras singulares del proyecto de Variante de Panquehue, en la Ruta 60 chilena. El tramo de autovía discurre sensiblemente paralelo al Río Aconcagua, cruzando dicho cauce mediante el Viaducto de Las Tinajas. Al tratarse de un rio anastomosado, ha sido necesario tomar medidas de prevención y protección en la concepción de los puentes. Además, los viaductos se encuentran en la zona de mayor sismicidad de Chile, lo cual, sumado a la reciente experiencia del Sismo del Bio-Bio en el año 2010 ha obligado a disponer una serie de medidas antisísmicas con el fin de garantizar su correcto comportamiento sísmico. El Viaducto de San Felipe se encuentra a la entrada de la ciudad de nombre homónimo. Debido a su ubicación, se optó por una solución poco convencional en Chile consistente en tres cajones mixtos de 300 m de longitud, dividido en vanos de 51 + 3 × 66 + 51 m de luz y ancho total 22,33 m. Los tres cajones se apoyan en cuatro pilas en T. La estrategia antisísmica del puente consistió en aislar el puente mediante neoprenos convencionales en longitudinal, y topar el puente en transversal, disponiendo topes sísmicos intermedios. Debido a la erosión del cauce, ha sido necesario pilotar el estribo salida puente y la pila adyacente para asegurarlos frente al riesgo de socavación. El viaducto de las Tinajas cruza sobre el Río Aconcagua con un esviaje de 27,5o. Se trata de un viaducto compuesto de 5 vigas doble T pretensadas. La longitud del puente es 320 m divididos en 8 vanos iguales de 40 m y 11,23 m de ancho. Las pilas son pilas pilote compuestas de 3 columnas de 1,5 m de diámetro. Debido a la variabilidad de la socavación en el cauce, se han dispuesto todas las caras superiores de las vigas de atado de los pilotes y las caras superiores de los encepados de los estribos a la misma altura, siendo ésta la cota de socavación general. Respecto a la estrategia antisísmica, para permitir la utilización de pilas-pilote, se han dispuesto aparatos de apoyo de alto amortiguamiento HDBR. Además, al tratarse de un puente con un esviaje significativo, se ha optado por hacer cada vano independiente para evitar el colapso por rotación, el más frecuente durante el sismo de 2010. Adicionalmente, se han dispuesto topes sísmicos intermedios y laterales y barras de anclaje verticales como medida de seguridad pasiva.

Other conference communications or articles related to authors from the University of Cantabria

 Congress: Congreso Internacional de Estructuras (7º : 2017 : A Coruña)

 Publisher: Asociación Científico-Técnica del Hormigón Estructural (ACHE)

 Year of publication: 2017

 No. of pages: 1

 Publication type: Conference object

 ISSN: 0439-5689

Authorship

IVAN CAMPO RUMOROSO

JAVIER FERNANDEZ-DIVAR SANCHEZ

ROBERTO ESCALONA DE LA FUENTE