Buscar

Estamos realizando la búsqueda. Por favor, espere...

 Detalle_Publicacion

Manejo de la inmunosupresión en pacientes trasplantados de riñón con COVID19. Estudio multicéntrico nacional derivado del registro COVID de la Sociedad Española de Nefrología

Abstract: Introducción La infección por SARS-CoV2 ha impactado de forma importante en los pacientes con trasplante renal causando una elevada mortalidad en los primeros meses de la pandemia. La reducción intencionada de la inmunosupresión se ha postulado como uno de los pilares en el manejo de la infección ante la falta de un tratamiento antiviral dirigido. Esta se ha modificado de acuerdo con la situación clínica de los pacientes, y su efecto sobre la función renal o los anticuerpos anti-HLA a medio plazo no ha sido evaluado. Objetivos Evaluar los cambios de inmunosupresión realizados durante la infección por SARS-CoV2, así como la función renal y los anticuerpos anti-HLA de los pacientes trasplantados de riñón a los 6 meses del diagnóstico de COVID19. Material y métodos Estudio retrospectivo, multicéntrico nacional (30 centros) de pacientes trasplantados de riñón con COVID19 desde el 01/02/20 al 31/12/20. Se recogieron las variables de la historia clínica y se incluyeron en una base de datos anonimizada. Se utilizó el programa estadístico SPSS para el análisis de resultados. Resultados Se incluyeron 615 trasplantados renales con COVID19 (62,6% varones), con una edad media de 57,5 años. El tratamiento inmunosupresor predominante antes del COVID19 era la triple terapia con prednisona, tacrolimus y ácido micofenólico (54,6%) seguido de los regímenes con inhibidores m-TOR (18,6%). Tras el diagnóstico de la infección se suspendió el ácido micofenólico en el 73,8% de los pacientes, el inhibidor m-TOR en el 41,4%, tacrolimus en el 10,5% y ciclosporina A en el 10%. A su vez, el 26,9% recibieron dexametasona y al 50,9% se les inició o aumentó la dosis de prednisona basal. La creatinina media antes del diagnóstico de COVID19, en el momento del diagnóstico y a los 6 meses fue de 1,7 ± 0,8; 2,1 ± 1,2 y 1,8 ± 1 mg/dl, respectivamente (p < 0,001). Al 56,9% de los pacientes (N = 350) se les monitorizó los anticuerpos anti-HLA. El 94% (N = 329) no presentaron cambios en los anti-HLA, mientras que el 6% (N = 21) los positivizaron. De entre los pacientes con anticuerpos donante-específicos post-COVID19 (N = 9), a 7 pacientes (3,1%) se les había suspendido un inmunosupresor (en 5 de ellos se suspendió ácido micofenólico y en 2 tacrolimus), a un paciente los 2 inmunosupresores (3,4%) y al otro paciente no se le había modificado la inmunosupresión (1,1%), siendo estas diferencias no significativas. Conclusiones El manejo de la inmunosupresión tras el diagnóstico de COVID19 se basó fundamentalmente en la suspensión de ácido micofenólico con reducciones o suspensiones muy discretas de inhibidores de calcineurina. Este manejo de la inmunosupresión no influyó en la función renal ni en cambios de los anticuerpos anti-HLA a los 6 meses del diagnóstico.

Otras publicaciones de la misma revista o congreso con autores/as de la Universidad de Cantabria

 Fuente: Nefrología 2022

Editorial: Elsevier

 Año de publicación: 2022

Nº de páginas: 10

Tipo de publicación: Artículo de Revista

 DOI: 10.1016/j.nefro.2022.03.008

ISSN: 0211-6995,1989-2284

Url de la publicación: https://doi.org/10.1016/j.nefro.2022.03.008

Autores/as

LÓPEZ-OLIVA, MARÍA O.

PÉREZ-FLORES, ISABEL

MOLINA, MARÍA

ALADRÉN, M. JOSÉ

TRUJILLO, HERNANDO

REDONDO-PACHÓN, DOLORES

LÓPEZ, VERÓNICA

FACUNDO, CARME

VILLANEGO, FLORENTINO

RODRÍGUEZ, MARISA

RUIZ, M. CARMEN

ANTÓN, PAULA

RIVAS-OURAL, ALBA

CABELLO, SHEILA

PORTOLÉS, JOSÉ

DE LA VARA, LOURDES

TABERNERO, GUADALUPE

ROSALIA VALERO SAN CECILIO