Buscar

Estamos realizando la búsqueda. Por favor, espere...

 Detalle_Publicacion

Consenso español sobre los riesgos y detección de la hiperprolactinemia iatrogénica por antipsicóticos

Abstract: Introducción: La hiperprolactinemia iatrogénica (HPRLi) se ha descrito con más frecuencia con algunos antipsicóticos, dependiendo de su capacidad de bloqueo de los receptores de dopamina D2. Existe gran heterogeneidad de la práctica clínica y posiblemente falta de concienciación sobre este problema entre los médicos. Dada la elevada frecuencia con la que los pacientes con enfermedad mental grave reciben antipsicóticos de forma prolongada, se precisa vigilar posibles riesgos en su salud física. La HPRLi y sus síntomas pueden pasar desapercibidos si no se investigan rutinariamente. Metodología: Se realiza una revisión profunda de la literatura para elaborar un consenso multidisciplinario con psiquiatras junto a otros especialistas (de Endocrinología, Medicina Interna y Oncología) con el fin de consensuar los riesgos clínicos y los métodos de detección más adecuados de la HPRLi de acuerdo con los distintos niveles de evidencia científica (I-IV). Resultados: Los síntomas a corto plazo incluyen amenorrea, galactorrea y disfunción sexual (descenso del deseo y disfunción eréctil por hipogonadismo secundario). A medio-largo plazo y relacionado con la disminución de estrógenos, se pueden inducir baja masa ósea (osteopenia y osteoporosis), hipogonadismo, menopausia precoz, incremento del riesgo de algunos tipos de cáncer (mama y endometrio), aumento del riesgo cardiovascular, alteraciones en la inmunidad, dislipidemia y disfunción cognitiva, entre otros. La petición de niveles de PRL debería realizarse al inicio del tratamiento en todos los pacientes que reciben antipsicóticos, aunque no se observen síntomas precoces (amenorrea, galactorrea) por el riesgo de subestimar otros síntomas que pueden aparecen a medio plazo. Se aconseja determinar también niveles de FSL, LH, testosterona y vitamina D. Se recomienda explorar rutinariamente la función sexual, ya que puede ser un síntoma mal tolerado que podría conducir al abandono del tratamiento. Se propone un especial cuidado en ni?nos y adolescentes, así como en pacientes con PRL > 50 ng/ml (intensidad moderada), revisando periódicamente si existe hipogonadismo o disfunción sexual. En los pacientes con PRL > 150 ng/ml debe descartarse siempre un prolactinoma radiológicamente y se debe prestar especial atención a posibles antecedentes de cáncer de mama o endometrio. Se aconseja realizar densitometrías en varones >50 a?nos y en mujeres con amenorrea > 6 meses o menopausia precoz para detectar osteoporosis y evitar riesgo de fracturas por fragilidad.

 Fuente: Rev Psiquiatr Salud Ment. 2016 Jul-Sep;9(3):158-73

Editorial: Ediciones Doyma, S.L.

 Año de publicación: 2016

Nº de páginas: 16

Tipo de publicación: Artículo de Revista

 DOI: 10.1016/j.rpsm.2015.11.003

ISSN: 1888-9891,1989-4600

Url de la publicación: http://dx.doi.org/10.1016/j.rpsm.2015.11.003

Autores/as

MONTEJO, ÁNGEL L.

ARANGO, CELSO

BERNARDO, MIGUEL

CARRASCO, JOSÉ L.

CRUZ, JUAN J.

PINO, JAVIER DEL

GARCÍA ESCUDERO, MIGUEL A.

GARCÍA RIZO, CLEMENTE

GONZÁLEZ-PINTO, ANA

HERNÁNDEZ, ANA I.

MARTÍN CARRASCO, MANUEL

MAYORAL CLERIES, FERMIN

JACQUELINE MAYORAL VAN SON

TERESA MORIES, M.

PACHIAROTTI, ISABELLA

ROS, SALVADOR

VIETA, EDUARD