Estamos realizando la búsqueda. Por favor, espere...

 Detalle_Publicacion

Técnicas de resolución de disputas en línea y mediación electrónica para superar la brecha digital y evitar el epostracismo profesional

Abstract: RESUMEN. A medida que la tecnología avanza, habrá una tendencia a introducir innovación en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana y en todos los elementos de la vida económica. Parece evidente que también las profesiones van incorporando medios tecnológicos en su ejercicio y desarrollo. La mediación se basa en la comunicación y tiene a su disposición todos los sistemas de comunicación electrónica. La posibilidad de aplicar la tecnología para resolver conflictos también se ha contemplado en la Ley, regulando la mediación electrónica y la mediación simplificada desde el año 2012. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de los procesos de mediación son presenciales y no se utilizan en España plataformas en línea que sirvan de apoyo a estos procesos de mediación. Existe una clara resistencia de mediadores y mediados a lanzarse al uso de la tecnología en el proceso de mediación. Tampoco la Administración electrónica se ha aplicado a los servicios públicos de mediación, ni siquiera en la mediación intrajudicial. En este sentido, puede afirmarse que la mediación se encuentra en una situación de retraso respecto a otros servicios y profesiones relacionadas con la Administración de Justicia. Este artículo ofrece una serie de pautas, patrones y técnicas aplicables en la mediación desarrollada por medios electrónicos para ayudar a los mediadores a incorporar la tecnología en el proceso de mediación de forma eficiente. En este sentido, se puede observar cómo la tecnología puede servir al mediador a optimizar sus recursos. Desde el primer momento, podría procederse a la sustitución de la convocatoria física con procesos totalmente en línea. Sin embargo, la combinación de la tecnología en línea con la presencia en apoyo de los procesos tradicionales de mediación en persona podría suponer un paso intermedio necesario. Los profesionales deben superar los recelos naturales que supone incorporar nuevos sistemas puesto que el uso de la tecnología es cada vez más amable y su uso resulta atractivo para la próxima generación. Vencer el denominado ?miedo líquido? que implica la sociedad moderna es un imperativo para la consolidación de la profesión de los mediadores. Tanto desde la formación como desde el ejercicio de la mediación deben incorporarse ya los medios tecnológicos si no se quiere rebotar en la superficie de esta moderna sociedad líquida para acabar hundiéndose al finalizar el fenómeno de epostracismo.

 Fuente: Revista Aranzadi de derecho y nuevas tecnologías, nº 52 Enero-Abril 2020, pp. 81-117

Editorial: Aranzadi

 Año de publicación: 2020

Nº de páginas: 26

Tipo de publicación: Artículo de Revista

ISSN: 1696-0351