Buscar

Estamos realizando la búsqueda. Por favor, espere...

 Detalle_Publicacion

Poblados fortificados de la Edad del Hierro en Bizkaia : un balance de la investigación de campo

Abstract: En este trabajo se muestra el estado actual de conocimiento sobre el poblamiento de la Edad del Hierro en la actual Bizkaia. Para ello se señalan los rasgos más característicos de los poblados conocidos en la región, en su mayoría pertenecientes al grupo de los pequeños núcleos fortificados o castros. Se conoce también un número reducido de grandes recintos, a los que la bibliografía suele reservar la denominación de oppida. Se distinguen por sus dimensiones, la adopción de formas de fortificación más compleja y una cierta monumentalidad en su arquitectura. El gran poblado de Arrola, en Urdaibai, es el mejor ejemplo de este grupo. El lugar cuenta en su entorno inmediato con otro recinto de características singulares, de carácter público, que sirvió como gran espacio de reunión, dotado de gradas y una pequeña plaza en su centro. Su interpretación sigue siendo objeto de debate, ante la falta de evidencias claras en que sustentarla. A juzgar por lo que muestran los yacimientos excavados, podemos afirmar que los castros eran núcleos de poblamiento estable, bastante denso en las zonas habilitadas para tal fin. Las construcciones domésticas eran todas ellas de naturaleza muy endeble, ya que se hacían fundamentalmente con barro y madera. Sin embargo, en su planta y organización, se observan al menos dos tradiciones distintas, con ejemplos que raramente se encuentran a la vez en el mismo lugar. Por un lado está el modelo de la cabaña de planta curvilínea -el más extendido en el norte de la Península- y por otro, el de la vivienda de planta angulosa, que se inspira claramente en las soluciones constructivas y de organización del caserío que tienen su origen en el área ibérica. Junto a viviendas, los poblados también incluían construcciones destinadas a usos agropecuarios y espacios relacionados con la transformación de los metales. El registro material y las dataciones absolutas de que disponemos señalan a la segunda Edad del Hierro como el período de ocupación de la mayoría de los recintos conocidos. Dentro del mismo, destaca especialmente la fase final que se extiende entre el siglo II a.C. y la mitad del siglo | d.C., en la cual se ejecutan algunas de las obras más destacadas documentadas en el interior de los poblados, como se observa en Arrola y, seguramente también, en Bastazar-Gastiburu. Es a ese período final al que pertenece la mayor parte de las estelas funerarias con motivos astrales y geométricos recuperadas en la mitad oriental de la provincia.

Otras publicaciones de la misma revista o congreso con autores/as de la Universidad de Cantabria

 Fuente: Kobie. Anejo, 2020, 20

Editorial: Bizkaiko Foru Aldundia

 Año de publicación: 2020

Nº de páginas: 31

Tipo de publicación: Artículo de Revista

ISSN: 2341-3689,0214-7971

Autoría

UNZUETA PORTILLA, MIGUEL