Diseño

| Skip Navigation LinksCOIE

DISEÑO

Elegir el nombre de la empresa

Para algunos negocios, es una elección fundamental, para otros, tiene una importancia más limitada pero el nombre de tu empresa suele ser lo primero que ven tus futuros clientes y el resto de tus socios empresariales, y por lo tanto siempre es acertado pararse el tiempo necesario para reflexionar sobre cómo vas a llamar a tu empresa. Vas a querer encontrar un nombre corto, fácil de recordar, positivo, si es posible que desvele cuál es tu propuesta de valor y que no se pueda confundir con otras marcas o tener significados raros en otros idiomas. El nombre de tu empresa hace parte de tu imagen corporativa.

 

Diseña un logo para tu empresa

https://www.marketingandweb.es/marketing/mejores-herramientas-online-para-crear-un-logo-gratis/

 

Encontrar un local

Quizás tu negocio esté abierto al público, o a lo mejor puedes perfectamente trabajar desde casa. En cualquier caso, tendrás que plantearte el asunto de la ubicación de tu centro de trabajo. Una buena ubicación puede representar mucha inversión (el gasto de alquiler es más elevado), pero es un factor tan decisivo que merece la pena. Una buena ubicación para un negocio puede ser mala para otro.

Uno de los motivos que da importancia a la ubicación es el hecho de que nuestro negocio este abierto al público o no. Si no lo está, probablemente no sea tan relevante que estemos en un punto u en otro, siempre que se trate de un lugar accesible y no demasiado alejado. No olvidemos que tendremos que ir allí cada día, igual que nuestros empleados, proveedores y a veces clientes (cuando nos vengan a visitar).

Respecto a los negocios que no abren normalmente al público, porque pueden influir otros elementos que obligan a tener una ubicación determinada, entre ellos el factor imagen. Si vas a montar un negocio de una sola persona, puede que te interese ahorrarte un local y trabajar desde casa. Algunas actividades son perfectas para ello, como por ejemplo vivir de un blog, montar una tienda online (cuidado con el stock), o incluso algunas profesiones como abogado o médico. Tendrás que asegurarte de que lo puedes hacer (comprobando la normativa).

 

Contratar a un empleado o empleada

Cuando decides montar un negocio, en algún momento te tienes que plantear contratar a un empleado. En muchas empresas se necesita personal desde el minuto uno, mientras en otros negocios es una decisión que viene después de un tiempo, cuando el volumen haya crecido tanto que sea imposible para el emprendedor (y sus socios) encargarse de todo lo importante.

Es importante elegir a la persona adecuada para el puesto adecuado, medir la rentabilidad de una contratación, conocer los pasos administrativos hay que dar y las ayudas que puedes conseguir. Si quieres que tu proyecto tenga éxito, necesitas rodearte de personas capaces, motivadas e innovadoras.

En una empresa de creación reciente, es muy difícil acertar a la primera en definir los puestos de trabajo. Adaptarse a la realidad, probando lo que funciona y lo que no, permite hacer ajustes para ser más eficiente.

Información básica de contratos

 

Tipos de establecimientos mercantiles:

http://www.ipyme.org/es-ES/DecisionEmprender/Paginas/TiposEstablecimientos.aspx