Efectos del cambio climático en las algas

Ir a la web de unican | Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i)
Camino Fernández de la Hoz

​Estudiante de doctorado  de la UC

Programa de Doctorado: Ingeniería

Rama del conocimiento: Ingeniería y arquitectura

Directores del Proyecto de Investigación Doctoral: Araceli Puente Trueba y José A. Juanes de la Peña

Contacto: camino.fernandez@unican.es

Redes sociales: Twitter y Facebook

PROYECTO DE DOCTORADO:

Efectos del cambio climático en las algas
 


Hace años que venimos oyendo que el clima global está cambiando, la mayor frecuencia de olas de calor o la subida del nivel del mar. Pero ¿cómo afecta esto a las algas? Parece una cuestión solo para biólogos frikis, porque al final las algas solo son esos yerbajos molestos en la playa que no sirven para nada ¿no? Pues los cambios en su distribución afectan a tu vida diaria más de lo que imaginas. 

Mucho del pescado o marisco que consumes cría, se alimenta o se refugia en las agrupaciones que forman las algas. Además, en los últimos años el consumo directo de algunas especies está en auge por sus propiedades nutricionales, así que piénsalo dos veces antes de devolver con asco un trozo de alga pegada a tu pierna en la playa porque puede que estés despreciando un manjar digno de estrella Michelín. Y aunque pienses que a ti esto de consumir algas no te va, quizás lo estás haciendo sin saberlo. Y es que si algún producto, generalmente de repostería, ves que contiene E-406 esto significa que se ha utilizado en su fabricación el alga roja Gelidium corneum, muy presente en el norte de España. Pero Gelidium no solo se usa en alimentación, también es excipiente en medicamentos y productos de odontología, así que muy probablemente ya te hayas cruzado con ella. 

Y si todo esto no te convence de la importancia de las algas, igual lo haga su papel para atenuar el oleaje, que nos permite disfrutar de las playas o construir cerca de la costa al reducir la energía con la que llegan las olas. Por todo ello, conocer cómo el cambio climático les va a impactar resulta crucial. 

Para lograrlo en esta tesis se ha recopilado información de las variables que les afectan, como la temperatura del mar, la salinidad o la radiación y, mediante el uso de modelos climáticos, se han obtenido los valores que estas variables tendrán en 2100 en diferentes escenarios de cambio climático. 

Se han utilizado una serie de algoritmos que relacionan la distribución de las algas en los últimos 30 años con los valores de las variables en ese periodo, de manera que, una vez conocida esta relación, al modificar los valores de las variables con los previstos para 2100, estos mismos algoritmos han permitido conocer la distribución de las algas en los escenarios de cambio climático. 

Con esta información es posible adelantarse a los cambios, por ejemplo, para decidir qué zonas se deberían proteger porque, aunque hoy no estén amenazadas lo estarán en el futuro, o dónde se encontrarán las algas que se recolectan para dirigir los esfuerzos o planificar las obras en la costa sabiendo qué zonas quedarán desprotegidas. Además, el tráfico marítimo y el cambio en las variables están provocando que muchas especies invasoras amenacen a las nativas, por lo que la metodología aplicada en esta tesis puede ser de gran utilidad para conocer en qué zonas se implantarán estas especies, y por lo tanto el riesgo es mayor. 

Así que la próxima vez que baje la marea espero que veas con otros ojos a esos “yerbajos”.