Cómo plantear cuestiones al defensor

| Skip Navigation LinksDefensor Universitario > Cómo plantear cuestiones al defensor
¿Cómo hacer una consulta?

Cualquier persona de la comunidad universitaria (estudiante, profesorado o PAS) que tenga algún problema y no sepa cómo solucionarlo, puede realizar una consulta, por teléfono, por carta, por fax, por correo electrónico, o personándose en la Oficina (ver: cómo ponerse en contacto con la Oficina).

¿Cómo se puede presentar una queja?

Toda reclamación, tanto individual como colectiva, se presentará firmada por las personas interesadas mediante escrito razonado en el que consten los datos personales, sector universitario al que pertenecen así como domicilio, dirección electrónica y teléfono, a efectos de notificación.

Además de una exposición clara de las razones en las que se fundamenta la reclamación, es importante detallar las gestiones que se hayan realizado previamente en relación con el asunto que motiva la queja.

Las reclamaciones deben formularse en la Oficina del Defensor Universitario, bien enviándolas por carta, personalmente, por fax o por correo electrónico.

Si desea presentar una queja electrónicamente puede utilizar formulario de queja.

¿Qué ocurre tras la presentación de una queja?

En primer lugar, se acusa recibo y se estudia para decidir si se admite a trámite, para lo cual se comprueba que contiene los datos necesarios y que se trata de un tema de la competencia del Defensor Universitario, y se hace una primera evaluación para comprobar o matizar los extremos aducidos en la reclamación.

A continuación se da cuenta a la persona u órgano afectado para que haga alegaciones, aporte la documentación que estime pertinente o comparezca para informar. A partir de este momento, el Defensor Universitario puede adoptar las medidas de investigación que considere necesarias para el esclarecimiento de los hechos.

 ¿Cómo finaliza el Defensor Universitario sus actuaciones sobre una queja concreta?

Puede finalizar de varias maneras:

  • Derivando la reclamación hacia otra instancia, porque el Defensor Universitario no tenga competencia sobre la misma.
  • Desestimando y archivando la petición por falta de fundamento.
  • Orientando a la persona que reclama sobre los pasos a seguir y manteniendo un seguimiento hasta la resolución del caso, cuando el asunto todavía tenga solución por los cauces previstos en las normas universitarias.
  • Emitiendo una recomendación con una propuesta concreta para el caso de que se trate, recomendación que se da a conocer a las personas implicadas. Las recomendaciones se incluyen en el informe anual y dan lugar a un seguimiento por parte de la Oficina del Defensor Universitario, para comprobar si han sido seguidas o no.
  • En caso de que la posición del Defensor Universitario sea parcialmente favorable a la reclamación y resulte más efectivo para el solicitante aceptar una solución intermedia, negociando con el reclamante y el órgano afectado una propuesta que resuelva la cuestión de forma suficientemente satisfactoria para ambas partes.