La Escuela Infantil está abierta desde las 8:00 horas hasta las 20:00 horas para poder dar respuesta a las distintas necesidades de las familias, pero la estancia de los niños y niñas en la Escuela no debe exceder de 7 horas diarias.

Son las familias las que eligen el tiempo de estancia de su hijo o hija en la Escuela, pero a la hora de tomar esta decisión  es importante tener en cuenta la distribución del tiempo que tenemos en la Escuela, adaptado más a las necesidades e intereses de los propios niños y niñas que a las necesidades de carácter social o familiar.

El tiempo escolar es un aspecto muy importante que no hay que dejar a la improvisación. La organización de la vida cotidiana de la Escuela permite a los niños y niñas anticiparse a los acontecimientos y posibilita una estancia en la misma estable y segura, además de darles la posibilidad de estructurar su propia actividad en relación a las distintas situaciones.

 
La estructuración del tiempo diario parte de la propia actividad de los niños y niñas, por lo que la continuidad de la actividad sólo se vera parcelada por unas pautas generales, amplias y muy claras a lo largo del día: Llegada y desayuno de 8:00 a 9:30, comida de 12 a 12:30, descanso de 12:30 a 15:00 y merienda de 17:00 a 17:45 horas. Estos momentos son compartidos por todos los niños y niñas que se encuentran en la Escuela, son tiempos de aprendizajes colectivos, de relacionarse con los niños y niñas de otros grupos, con el resto del profesorado, etc.