Normas generales

Prendas de vestir y material necesario:

La ropa ha de ser lo más cómoda posible, evitando los  pantalones de peto, tirantes, cinturones. De esta forma facilitaremos la adquisición de autonomía de los niños y niñas.

El calzado ha de sujetar bien el pie, ha de ser flexible y de suela dura. Los abrigos y cazadoras deben de llevar una cinta para colgarlo cómodamente en la percha.
Para evitar extravíos de ropa u otros objetos, es fundamental que todo lo que se traiga a la Escuela esté marcado con el nombre y apellido.

Si vuestro hijo o hija pertenece al aula de 0-1 años, tiene que traer:

  • Pañales: (los lunes se traen los necesarios para la semana)
  • Toallitas: (se trae un paquete y cuando se vaya a terminar, os avisamos)
  • Crema
  • Termómetro
  • Chupete
  • Ropa de cambio: una muda completa, dos bodis y dos baberos, en una bolsa de tela y debidamente marcado.
  • Manta para la siesta
  • Comida 

Si vuestro hijo o hija pertenece a las aulas de 1-2  o 2-3 años, tiene que traer:

  • Pañales  (los lunes se traen los necesarios para la semana)
  • Toallitas (se trae un paquete y os avisamos cuando se vaya a terminar)
  •  Crema
  • Chupete para aquellos que lo utilicen para dormir, es recomendable tener uno de repuesto en la Escuela
  • Ropa de cambio debidamente marcada (calzado, calcetines, muda, completa, chandal, bolsa de plástico) en una bolsa de tela.
  • Manta para la siesta
  • Cepillo de dientes y vaso de plástico

 
Todo este material se quedará en la Escuela para poder ser utilizado cuando sea necesario.

A diario, y en una mochila pequeña y flexible, traerán el  babero.
 
 
Ausencia de los niños y niñas:

No es conveniente que los niños y niñas falten a la Escuela sin existir una causa razonable que lo justifique. En el caso de que vaya a faltar, es preciso informar a la Escuela.

 
 
Salud:

En este sentido, en la entrevista inicial con las familias es necesario facilitar información a los responsables del Centro para conocer el estado de salud de los niños y niñas.

Hay que tener en cuenta también que las "defensas naturales" de los niños y niñas menores de 3 años no se han desarrollado plenamente, el contacto estrecho entre ellos y ellas, facilita la transmisión de enfermedades contagiosas. Por estas razones es necesario tomar medidas, evitando que mientras se padezca una enfermedad acuda a la Escuela durante el tiempo que dicha enfermedad pueda contagiar a otros.

Si el niño o la niña se pone enferma estando en la Escuela, llamaremos inmediatamente a la familia para que lo vengan a recoger.