Buscar

Estamos realizando la búsqueda. Por favor, espere...

 Detalle_Publicacion

Comienzo del hábito tabáquico en la adolescencia y factores relacionados

Abstract: Estudio. Estudio descriptivo del consumo de tabaco en la adolescencia, que forma parte de un estudio más amplio sobre un estilo de vida saludable en la adolescencia temprana e intermedia. Personas y métodos. Profesores de educación física estudiaron a 1.112 adolescentes de 10 a 17 años de edad de los centros educativos mediante una encuesta de hábitos saludables y pruebas objetivas antropométricas y de condición física. Resultados. El 9% (IC-95%: 7,4% a 10,8%) de los adolescentes han fumado alguna vez, solo el 4,7% cuando no fuma ninguno de sus padres, el 12,6% cuando solo fuma uno de ellos y el 15,4% (IC-95%: 10,7% a 21,8%) cuando fuman ambos padres. El contacto con el tabaco empieza al inicio de la adolescencia, va aumentando hasta el 40,9% en los varones de 17 años y el 50,0% en las mujeres de igual edad. Las mujeres empiezan algo más tarde (13,8 años, IC-95%: 13,3 a 14,3) que los varones (12,7 años, IC-95%: 11,8 a 13,6), pero fuman más (5,1 cig/día, DE = 2,6) que los varones (4,4 cig/día, DE = 2,9). Actualmente fuma el 7,7% (IC-95%: 6,3% a 9,5%), unos ocasionalmente y otros habitualmente, con un consumo medio de 4,7 (DE = 2,74) cigarrillos diarios, dedicando las mujeres una media de 7,3 euros/sem (DE = 4,56) mientras que los varones solo 6,1 euros/sem (DE = 5,15). El 65,1% de los adolescentes piensan que el tabaco limita su actividad física, aunque no se evidencia en las pruebas de condición física, excepto en la prueba de course-navette en la que los varones fumadores rinden menos. Los fumadores duermen significativamente menos que los no fumadores (casi una hora menos los días laborables). Los fumadores valoran peor su satisfacción corporal, tanto los chicos (p= 0,013) como las chicas (p < 0,001). Otro hallazgo en este estudio es el distinto patrón en el test EnKid de alimentación sana, en el que los fumadores toman más bollería industrial, más alcohol, más comidas en fast-food y más chucherías, mientras que los no fumadores desayunan, desayunan un lácteo y un cereal, toman frutas a diario y toman verduras. No se observó asociación entre el estado nutricional y el hábito tabáquico y sí con el hábitat urbano. Conclusiones. El hábito tabáquico empieza en la primera etapa de la adolescencia, se consolida en la etapa intermedia y se caracteriza por su mayor predominio en las mujeres. Dicho hábito se asocia con dormir menos y cambios hacia una alimentación menos saludable y con una menor resistencia en las pruebas anaerobias en los varones.

Otras publicaciones de la misma revista o congreso con autores/as de la Universidad de Cantabria

 Fuente: Boletín de Pediatría, 2017, 57(239), 20-32

Editorial: Ergón; Sociedad de Pediatría de Asturias, Cantabria y Castilla y León

 Año de publicación: 2017

Nº de páginas: 13

Tipo de publicación: Artículo de Revista

ISSN: 0214-2597,2340-5384

Url de la publicación: https://sccalp.org/boletines/2017-0-239/articulos/comienzo-del-habito-tabaquico-en-la-adolescencia-y-factores-relacionados

Autoría

CARLOS GODOFREDO REDONDO FIGUERO

HIJANO BANDERA, J.A.

MICÓ DÍAZ, C.

MARIA TERESA AMIGO LANZA

SANTAMARÍA PABLOS, A.

SOBALER CASTAÑEDA, S.

JAÉN CANSER, P.

CARRASCO MARTÍNEZ, M.

SALCINES MEDRANO, R.

RIVERO BENITO, L.A.

PEDRO MANUEL DE RUFINO RIVAS