Primeros Auxilios

​Primeros auxilios. Normas básicas de actuación.

Ante una emergencia médica el orden de actuación debe ser:

PROTEGER AVISAR  SOCORRER

 Los principios básicos son siempre los mismos, pero según el tipo de lesiones deben procurarse atenciones específicas.

 De manera general:

­Examinar el lugar del accidente.­

Eliminar el foco de peligro si este subsiste o trasladar al accidentado a una zona segura si es posible.

Actuar con calma.

Evaluar el estado del accidentado.

Solicitar ayuda. Mantener y vigilar el estado del accidentado hasta la llegada de asistencia sanitaria.


Si se desconocen las normas de actuación no intervenga directamente. Solicite ayuda y póngase a disposición del personal especializado.


Movilización de un accidentado:

No doblar la columna.
Colocar todo el cuerpo en el mismo plano.
No evacuar si no hay seguridad de inmovilización completa.


Petición de ayuda:

Hay que identificarse y señalar el lugar en que se encuentra, el suceso ocurrido y el número y tipo de lesionados.


Atender los síntomas que indican el estado del accidentado:

­Pulso.
Respiración.
Posibles hemorragias.
Pérdida de conocimiento.


Según el tipo de accidente o de lesiones:

  • Heridas leves:

­ Lavar con agua y jabón.
Desinfectar del centro hacia los bordes.
Comprimir con gasas si la hemorragia o la supuración persiste.
Buscar atención médica.

  • Quemaduras:

­Lavar con agua fría abundante (pero no a presión) de 10 a 15 minutos.
Solicitar atención médica siempre.
No aplicar cremas ni pomadas.

  • En el caso de una persona con fuego en el cuerpo:

­No correr.
­Cubrir con una manta o hacer rodar por el suelo.
­Usar la ducha de seguridad más cercana.
­No usar el extintor sobre una persona.
­Una vez apagado el fuego, cubrir al quemado y protegerlo del frío.


Exposición a productos químicos:

  • Inhalación:

Identificar el agente químico y protegerse adecuadamente (mascarillas, gafas, etc.).
Interrumpir el origen de la exposición y ventilar adecuadamente.
Trasladar al accidentado sólo si es imprescindible.
Solicitar atención médica.
Iniciar la respiración artificial si hay síntomas de insuficiencia respiratoria.

  • Salpicaduras:

­ Actuar rápidamente.
Lavar la piel en abundancia durante varios minutos con agua corriente.
Desprenderse de la ropa impregnada, anillos, relojes, etc.
Solicitar ayuda médica.
En las proyecciones a los ojos aplicar un chorro a baja presión durante > 15 minutos.
Tapar con una gasa estéril y acudir siempre al médico.

  • Ingestión:

­No producir el vómito si el producto es corrosivo.
Identificar la sustancia ingerida.
Solicitar asistencia médica.